Lean UX

Lean UX, parte 1

Lean UX es, en esencia, una manera distinta de pensar, una nueva mentalidad para el diseño y desarrollo de productos. Involucra tres cosas fundamentales: un cambio de procesos, un cambio en la forma de enfrentar el trabajo de diseño y una transformación en la forma de gestionar los proyectos.

¿Por qué es necesario cambiar la forma en que se diseñan los productos?

Un poco de historia

En marzo de 2011, Jeff Gothelf, un reconocido diseñador de producto,  publicó Lean UX: Getting Out of the Deliverables en donde describe por primera vez el concepto Lean UX. Para Jeff, la manera en la que los diseñadores colaboran en el desarrollo de productos atraviesa una situación crítica, pasan más tiempo creando documentos en donde se especifica cómo debería ser el producto en lugar de crearlo.

Cuando los diseñadores trabajan con el paradigma de priorizar la creación de documentación exhaustiva y se combina con un entorno de desarrollo en cascada, el resultado es un consumo de tiempo perdido y la creación de una enorme cantidad de despilfarro (waste). Un despilfarro o residuo se define como cualquier cosa que termina no siendo realmente útil en el desarrollo de un producto.

Típicamente, el modelo en cascada para el desarrollo de software sigue las siguientes fases:

Modelo en cascada
Modelo en cascada

Bajo este escenario, las actividades de diseño generalmente involucran:

  • Esperar la definición de requisitos para contar con la aprobación de iniciar.
  • Leer la documentación de requisitos.
  • Elaborar mapas de sitio de alto nivel (sitemaps) y flujos de trabajo (workflows).
  • Llegar a un consenso y aprobación.
  • Desarrollar wireframes.
  • Presentar a las partes interesadas, conseguir consenso y aprobación.
  • Crear diseños visuales por cada wireframe.
  • Presentar a los interesados hasta obtener una aprobación final (después de repetidos ciclos de revisión).
  • Escribir las especificaciones, detallando cada pixel e interacción.
  • Realizar pruebas de usabilidad para futuras mejoras.
  • Revisar la fase de desarrollo, aprobar e iniciar la implementación.

Este camino deja muchas horas de despilfarro y muchos diseñadores frustrados a su paso porque al finalizar, el producto de software no corresponde a las necesidades reales de los clientes. La mayor mentira en el mundo del desarrollo de software es pensar que existirá una “Fase II” del proyecto para corregir todos los problemas que surgen en la primera entrega. La verdad es que la mayoría de las veces nunca existe una fase II.

Cómo funcionan los proyectos
Cómo funcionan los proyectos en cascada

Los métodos tradicionales de desarrollo de productos se empeñan en definir organizaciones y equipos de trabajo lineales en un mundo sometido a un cambio constante, pretende crear silos aislados en un entorno donde se necesita colaboración continua e ininterrumpida.

Este es el paradigma que intenta romper Lean UX.

Inspirado por las teorías de Lean Startup, Design Thinking y del desarrollo ágil de software, Lean UX es la práctica de traer a la luz la verdadera naturaleza del trabajo de los diseñadores, de forma más rápida, con menos énfasis en las prestaciones (documentación) y una mayor concentración en la experiencia real que está siendo diseñada.

En Lean UX los documentos tradicionales de diseño (sitemaps, wireframes, workflows, etc.) se descartan o, al menos, se reducen a la cantidad mínima de información necesaria para empezar a trabajar en la implementación lo más pronto posible. Los ciclos largos de diseño detallado se evitan en favor de ciclos muy cortos e iterativos, de baja fidelidad, con retroalimentación temprana y frecuente procedente de todos los miembros del equipo de implementación. La colaboración con todo el equipo se vuelve fundamental para el éxito del producto.

En su concepción original, el proceso Lean UX se definió a través de las siguientes fases:

Proceso original Lean UX
Proceso original Lean UX

El planteamiento retomó muchos conceptos provenientes de las metodologías ágiles: en una fase inicial, el equipo comienza a dar sus puntos de vista sobre la dirección del diseño, así como su viabilidad.  A continuación se realizan cambios a la idea original, que incluso puede ser desechada en su totalidad para proponer una nueva idea.

La inversión inicial en su representación a través del dibujo es tan mínima que no hay ningún costo significativo para replantear por completo el sentido. Una vez que se ha acordado internamente una cierta dirección, un prototipo de baja fidelidad ayuda a validar la idea con clientes reales. El aprendizaje ayuda a perfeccionar la idea, y el ciclo se repite.

Lean UX se enfocó en las actividades de diseño, lo cual permitió incorporar su ejecución a prácticamente cualquier proceso o marco de trabajo de desarrollo de software.

Desde su aparición, Lean UX empezó a ser adoptado en gran cantidad de organizaciones. Dos años más tarde, en 2013, Jeff publica el libro Lean UX: Applying lean principles to improve user experience donde define el ciclo que conocemos actualmente:

Ciclo Lean UX
Ciclo Lean UX

El ciclo inicia con la declaración de supuestos sobre el proyecto para determinar las hipótesis, después es necesario determinar qué ideas sobre el producto son válidas y cuáles deben descartarse a través de un Producto Mínimo Viable, el cual debe permitir la ejecución de un experimento que permita generar investigación y obtener retroalimentación de clientes reales. El aprendizaje adquirido es utilizado en la siguiente iteración del ciclo.

Más allá del ciclo que lo define, Lean UX representa un viaje hacia una nueva forma de trabajar, quienes deseen iniciar este viaje deben estar dispuestos a romper paradigmas, un tema particularmente difícil para quienes están inmersos en métodos de trabajo rígidos y lineales, aquellos que siguen esperando la fase II.

Escapemos de los negocios basados en documentación y volvamos a concentrarnos en la tarea más urgente: hacer felices a nuestros clientes”, es el llamado que hace Jeff Gothelf en Lean UX.

En la segunda parte de esta serie, hablaré sobre los principios de Lean UX.

Diseñador de Experiencia de Usuario. Scrum Master Certified. Fotógrafo. Ha participado en proyectos vinculados a HCI, usabilidad y UX en el ámbito académico, empresarial y gobierno desde 2007. Es parte del equipo de UX Nights.

Publicado por

Víctor García

Diseñador de Experiencia de Usuario. Scrum Master Certified. Fotógrafo. Ha participado en proyectos vinculados a HCI, usabilidad y UX en el ámbito académico, empresarial y gobierno desde 2007. Es parte del equipo de UX Nights.